Asado Para’o

Un buen asa’o para’o debe estar cocido parejo, las costillas no deben quedar quemadas y los cuartos (la parte más gruesa) debe quedar bien cocida hasta el hueso, además debe quedar bien jugoso.

Se necesitará un asador, al cual se amarra el cordero con alambre, un fogón y mucha leña.

La clave es encender el fuego media hora antes para tener buenas brasas al momento de “plantar” el cordero. El costillar se coloca hacia el calor, los cuartos traseros van hacia abajo. Se clava el asador a la tierra a unos 70 cm del fogón, con una leve inclinación hacia las brasas. 

Los desafíos para el cocinero son: mantener una temperatura constante, que solo provenga de las brasas, con la inclinación del asador se controla que las costillas no se quemen, para saber el minuto de dar vuelta el cordero, el cocinero tomará la temperatura de la carne con el dorso de la mano, una vez que el calor traspasa la carne hacia el lado que no estuvo al fuego es hora de darlo vuelta.

En este momento se ponen las papas y se aderezan las ensaladas. 

El tiempo de cocción varía entre tres y cuatro horas, dependiendo del tamaño del cordero y de la calidad del fuego.

Para acompañar al cocinero se rodea el fogón contando divertidas anécdotas, compartiendo vino en bota y música de acordeón y guitarra.

Fuente: http://www.patagoniapordescubrir.com/receta/806/31/asado-de-cordero-al-palo-con-sus-acompanamientos