Carreras a la Chilena

Es un deporte ecuestre clásico de la zona central de Chile pero muy arraigado en nuestra comuna. Consiste en una carrera en línea recta, donde los jinetes montan a pelo. Los caballos recorren entre 150 y 200 metros.

En el “armado” de la carrera se definen la distancia, el peso de los jinetes, las apuestas de los propietarios y el juez de partida.

Las carreras siempre incluyen al menos una carrera principal y otras que se “arman” en el día y momento de la carrera que convoca. Participan 3 personas que hacen de ministros de fe: El Gritón, el Abridor y el tercero.

El Gritón “grita” para que los caballos comiencen la carrera, pero solo cuando los caballos salgan parejos.

El Abridor estará a cargo de activar el mecanismo para la apertura de las puertas.

El tercero es el juez quien da el fallo de la carrera previa consulta con el gritón y el abridor para asegurarse que todas las etapas de la carrera hayan ocurrido dentro de las “normas” o reglas preacordadas.