Moisés Rivera Melinao

Moisés, en su taller de Avda. Libertad, me cuenta con orgullo que aprendió a amar este trabajo desde muy pequeño, cuando su abuelo, don Tomás Melinao, le enseñó los primeros secretos de la madera.

“Gracias a su guía, ya a los 14 años gané mis primeros pesos. Mi segundo maestro fue -como al igual que otros muchos chaiteninos dedicados a este arte- Dante Schiaffino Carrión. Él, con todo su conocimiento, talento y generosidad, hizo acá verdadera escuela”.

Con propiedad, Moisés se pasea por la historia de este oficio. Nombra artesanos y mueblistas destacados de nuestro pueblo -Abrancito Paillacar, el “Chico” Mora, Teo Millaquén, Lucho Méndez, Luis Uribe, Günther Lemus y tantos otros- resaltando las cualidades de cada uno.

También destaca a Douglas Tompkins como alguien que reparó en nuestro patrimonio cultural y natural. “Nos dijo -de alguna manera- miren lo que tienen y denle el valor y el nivel que merece” -asevera. Trabajó con él haciéndole los letreros de parques, senderos, refugios… que han marcado todo un estilo.

Ama la madera y por eso busca descubrir todas sus posibilidades. “No la exploro sólo por necesidad… para ganar dinero y mantener a mi familia, sino porque también la quiero para mí, para mi propio crecimiento personal”.

Cuando -finalmente- le pido que defina lo que hace, me dice -luego de pensar un par de segundos- “soy, simplemente, un trabajador de la madera”.

Y él, que es uno de los “trabajadores de la madera” más valorados de Chaitén, confiesa con humildad que aún está en proceso…

Contacto: 987435285

(LAST)