Pinturas y grabados rupestres de Morro Vilcún

Las Cuevas del Vilcún y su contenido, por muchos años, fueron para los chaiteninos un material ideal para la creación de todo tipo de historias fantásticas y misteriosas.

A partir del 2011, comienzan los estudios científicos del sitio. Primero, los arqueólogos F. Mena, R. Labarca y A. Prieto, intentan dar -por vez primera- respuestas a estos registros: 47 pinturas rojas y nueve grabados junto a algunas otras evidencias (huesos, cerámica, cuentas líticas, etc.) que habrían sido realizadas por grupos canoeros, a lo menos, hace 800 años atrás. Posteriormente, el año 2018, un equipo liderado por la arqueóloga estadounidense Karen Holmberg, en un proyecto financiado por NatGeo, hizo nuevos hallazgos y permitió -por primera vez- hacer un mapeo 3D completo de las cuevas.

Estas pinturas y grabados rupestres, seguramente, no destacan por su espectacularidad, pero sí por su SINGULARIDAD, ya que –como aseguran estos arqueólogos- son los “primeros registros de arte rupestre en el litoral de Patagonia Septentrional chilena”.

Pero, lamentablemente, se encuentran en serio riesgo… amenazadas por las conductas irresponsables de un buen número de quienes las visitan: graves rayados de las pinturas, contaminación del entorno, degradación del interior de las cavernas; alteración del sitio, etc.

Se hace URGENTE, entonces, tomar las medidas que den cuenta del valor del sitio con el propósito claro y explícito de su protección.

La MUNICIPALIDAD DE CHAITÉN/Cultura se adjudicó este 2020, un proyecto FONDART REGIONAL, línea Patrimonio, que se propone -precisamente- avanzar en ese sentido, con puesta en valor y protección del sitio por medio del diseño y trabajo participativo entre el municipio, la comunidad de Santa Bárbara y un equipo interdisciplinario de la Universidad Austral de Chile, que buscarán relevar no sólo las cuevas y sus pinturas rupestres, sino que también su entorno, su borde costero, su historia, su biodiversidad, proyectando un desarrollo sostenible a partir del conocimiento y apropiación de este patrimonio natural por parte de la comunidad local.

El py., en resumen, contempla la construcción de un Centro Interpretativo, de un Recorrido Interpretativo y de un Modelo de Gestión instalado que le dé sostenibilidad a esta importante iniciativa.Entonces… apenas se levante la pandemia, comenzamos a trabajar en él.

(LAST)